Los hub de datos y la tecnología 5G

En la actualidad contamos con una ingente cantidad de datos: todo dispositivo que se conecta a la red emite datos que pueden tener diferentes usos y aplicaciones. Todos estos datos se pueden almacenar en un banco y una vez realizado este proceso llega el momento de analizarlos. La tecnología 5G va a permitir aumentar la velocidad de procesamiento de todos ellos.

El hub de datos

Los primeros bancos de datos también conocidos como data warehouse se centraban única y exclusivamente en el almacenaje. Este tipo de sistema tenía un problema: contaba con la información pero no había ninguna manera de procesarla.

Partiendo de esa base aparece el data hub también conocido como data lake. El avance que presenta este tipo de sistema es la gestión de dichos datos. A partir de todos los datos almacenados, las herramientas de análisis los filtran y hacen una división para los que son más relevantes.

Este sistema cambió por completo la forma de gestionar la información y permitió a todas las organizaciones y empresas que contaban con dichos datos poder procesarlos para que la toma de decisiones fuese mucho más rápida y sencilla en base a todos ellos.

Esta funcionalidad no es posible entenderla sin el Big Data y el Small Data.

¿Qué es el Big Data?

El concepto Big Data hace referencia a un procesamiento de datos a gran escala, desde exaterabyte de información se puede conseguir generar un patrón que puede ser aplicable a un tipo de mercado mucho más concreto.

La base de este sistema es: cuanta más información, mejor. Se centra en conseguir un gran volumen de datos de muchas fuentes diferentes con independencia del contenido de las mismas, para posteriormente procesarlos y facilitar una conclusión general.

Se calcula que en un día se generan más de 3 quintillones de bytes, todos ellos podrían considerarse información para procesar a través de Big Data. Con la llegada de la tecnología 5G cada vez va a haber más dispositivos conectados gracias al IoT (Internet de las Cosas), esto va a provocar que el aumento de datos diarios sea exponencial.

Estas últimas novedades provocan que los datos obtenidos de esta manera puedan perder cierta fiabilidad, sobre todo en algunos modelos de negocio concretos. Un buen ejemplo de ello es la multinacional Lego, cuyos análisis de Big Data decían que no tenía ningún futuro, pero pasándose al Small Data consiguieron encontrar una solución para encauzar su negocio.

¿Qué es el Small Data?

Este concepto no hubiese nacido sin el anterior del que hemos hablado, el Small Data reduce considerablemente el número de datos que se van a procesar y se centra en aquellos que son más relevantes para aquello que se está buscando.

Podríamos decir que el Big Data usaría datos macroeconómicos de un país, como pueden ser: los ingresos por impuestos, el censo de población o los datos de cotización de la seguridad social. En el caso del Small Data hubs se centraría en una encuesta a través de entrevistas individuales mucho más personales.

Por lo tanto, este último método de procesamiento de datos es muy útil para aquellas empresas que necesitan centrarse en un público mucho más concreto. Volviendo al ejemplo de Lego, la empresa se dio cuenta mediante un análisis de Small Data de que lo que buscaban los nuevos usuarios eran piezas de menor tamaño, con las que pudiesen realizar una mayor cantidad de combinaciones.

Diferencias entre ambos

La gran diferencia -dicho rápido y mal- existente entre ambos procesos en el número de datos a tratar por cada uno de ellos. El Big Data permite obtener un resultado mucho más genérico, que no siempre es aplicable al tipo de negocio que necesita analizar los datos. Sin embargo, el Small Data trabaja con datos mucho más concretos que permiten focalizarse en un espacio o público más específico, es ideal para empresas que necesiten hacer estudios de mercado de sus consumidores, no de la población en general.

Otra gran diferencia de la que podemos hablar, es del coste de los diferentes procesos. El Big Data, tiene un coste mucho mayor ya que analiza un número de datos muy superior. Esto no se cumple en la totalidad de los casos y, de hecho, la tendencia es que los datos tengan más valor por su calidad que por su volumen. Así que, en ocasiones, la posibilidad de reutilizar datos genéricos obtenidos mediante el Big Data reduce su coste frente a la especificidad de los datos concretos que se obtienen mediante Small Data.

El caso Vapor: un almacén de datos virtual

Ante la llegada de la conectividad 5G el número de datos disponibles va a aumentar considerablemente, pues cuanto mayor sea la velocidad de las conexiones, tenderemos a generar muchos más datos, lo que significa que tiene que surgir una nueva manera de procesarlos.

La empresa Vapor, con sede en Austin (Texas), ha desarrollado lo que se conoce como borde cinético, que consiste en contar con un almacén central de datos virtual segregado en pequeños almacenes físicos. Esto permite que, cuando el usuario se conecta para obtener los datos necesarios de ese almacén, pueda estar situado más cerca del almacén físico, con lo cual se reducirá enormemente la latencia y la información obtenida será más precisa. Recordemos que el 5G irá más rápido pero tendrá un alcance menor al de sus predecesores, con lo cual harán falta más repetidores para completar las transmisiones.

Una de las aplicaciones para las que está pensado este sistema, es para la conducción autónoma. Al reducir el tiempo de respuesta en los datos enviados se puede conseguir que el desarrollo de este tipo de sistemas aumente la seguridad considerablemente.

Otras empresas de Data

Otras compañías como Elastifilo ya han promovido este tipo de almacenamiento local. También conocidos como silos, almacenan los datos de las diferentes empresas sin la necesidad de que se copien a través de la red.

Como esta empresa existen otras que comienzan a segregar sus datos de esta manera, dado que así pueden ofrecer una mayor seguridad y un acceso más rápido a sus clientes.

La privacidad y la seguridad de los datos en los almacenes

Una de las preocupaciones de las compañías dedicadas al almacenamiento de datos es la seguridad. Por ello, cada vez se realizan más esfuerzos en conseguir desarrollar encriptaciones o aplicar las formulas del blockchain para aportar seguridad.

El aumento exponencial de los datos que se va a producir con la tecnología 5G, la segregación de los almacenes de datos y el aumento del tráfico que hay en la red, pueden provocar un mayor número de amenazas para la privacidad y seguridad de los datos. Por todo ello, tanto empresas de telecomunicaciones como de almacenamiento invierten en mejorar todos los protocolos.

Impacto del 5G en los hub de datos

La disminución de la latencia aumentará la eficacia de los hub de datos. Al tratarse de una velocidad de conexión superior a la empleada actualmente, la gestión de la información podrá ser más rápida e, incluso, más específica.

Como en el caso de Vapor, será posible que la información esté más segmentada aumentando su valor gracias a la calidad de los datos almacenados, su alta disponibilidad y la posibilidad de, como una metáfora del caso Lego, se creen muchas más combinaciones con muchas más piezas más pequeñas.

¿Tienes una idea relacionada con los datos y el 5G? ¡Envíala al concurso 5G de Grupo MasMovil y recibe un premio en efectivo y mentoring para hacer tu proyecto realidad!